Católicos y evangélicos, contra la legalización de la mariguana

El tema de la posible legalización de la mariguana provoca diferencias de opiniones en las religiones de la ciudad, pese a que coinciden en que no es necesaria la certificación de las drogas en el país, indican que los posibles beneficios que se alegan a favor de este acto aún no han sido probados por especialistas.

José Juan Sánchez, vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, señaló que la Iglesia católica se manifiesta en contra de la legalización de la mariguana, debido a que esta no es la solución para las circunstancias críticas en las que se encuentra el país actualmente.

“Hemos visto cómo ese ambiente de drogadicción y narcotráfico está causando tristeza y desolación en las familias, con esto estaríamos entregándonos porque no podemos con el monstruo”, expresó.

Aseguró que la Iglesia no puede llegar al pacto, debido a que no se puede negociar con el mal, la injusticia y la droga es una realidad que conecta a las personas con estructuras de egoísmo, injusticia y autodestrucción.

Mencionó que con la legalización de las drogas se mandaría un mensaje equivocado a los niños y jóvenes, debido a que con la autorización de la mariguana se mostraría que para lograr una meta, es necesario pactar con el mal.

El vocero aseveró que las bondades que a la fecha se han manejado presentan una serie de intereses, porque se ha comprobado que la mariguana es un mecanismo de muerte y autodestrucción.

“Son simplemente paraísos artificiales que se van creando, pero las cosas no son tan fáciles, así como uno quisiera describirlas, el hecho es que la droga cuando está de por medio ha destruido la vida de muchas personas”, puntualizó.

En su opinión, la sociedad mexicana no necesita ser clava y menos manejar un doble lenguaje, en el que se presenten beneficios al vender las drogas, lo cual sólo beneficiará a un sector de la población.

José Juan Sánchez señaló que para tomar la decisión se necesita crear un diálogo más abierto, en el cual se muestre la información objetiva para crear una visión más completa sobre las afectaciones que se tienen con el consumo de la mariguana.

“Se necesita una visión más completa que como sociedad nos va a permitir llegar a un consenso con la población, es bueno que se escuche la opinión de los académicos y de todos los implicados, para provocar un diálogo, para que la sociedad tenga conocimiento y los haga ver con objetividad”, dijo.

Agregó que el diálogo presentado tiene que estar ligado con el respaldo que sea otorgado por los legisladores encargados de realizar las leyes, a fin de tomar las bases objetivas según las necesidades del país y no sólo para beneficio de un sector.

PRIMERA IGLESIA BAUTISTA DE XALAPA

A diferencia de la Iglesia católica, Armando Díaz Salazar, pastor de la primera Iglesia bautista de Xalapa, explicó que la legalización de la mariguana no necesariamente es algo malo, ya que con ésta no se pretende promover el vicio y la adicción.

Aseguró que la legalización puede evitar los problemas de narcotráfico, asesinatos, muertes y guerras intestinas entre los grupos, debido a que la mariguana al ser un producto prohibido genera este tipo violencia.

“Creo que la legalización puede reducir de forma considerable el problema de la violencia, por el asunto terrible del narcotráfico, creo que hay que analizarlo y esto puede ser una ventaja”, expresó.

Indicó que el sector evangélico que tiene a su cargo no se encuentra promoviendo a la adicción, ya que diferentes sustancias como el cigarro, alcohol o drogas causan daños graves al organismo, pero que de ser legalizada, la mariguana debe contener indicaciones claras sobre los daños provocados.

“Tendría que determinarse qué cantidad de mariguana un ser humano puede consumir, porque se corre el terrible riesgo de que si abrimos las puertas a estas cosas, entonces al rato tengamos un problema de salud pública”, dijo.

Mencionó que de llevarse a cabo la legalización, se tendría que llevar a cabo una regulación jurídica acertada, profunda e inteligente, en la que se muestre que no por el hecho de querer tapar un agujero y solucionar un problema, se abran otros más grandes.

“La sustancia en sí no es nociva, lo que sí es nocivo es el consumo desmedido, por lo tanto creemos que se puede legalizar, siempre y cuando la legislación que se produzca garantice que la sociedad no se vaya a meter en una situación de adicciones o dependencias que después tengamos que lamentar”, puntualizó.

Como ejemplo de lo anterior, señaló que los evangélicos de la primera Iglesia bautista de Xalapa no se encuentran en contra del consumo del alcohol, siempre y cuando se realice en pequeñas cantidades, a fin de no generar un problema de salud.

“México lamentablemente es un país donde se bebe mucho, somos un país de borrachos, pero se piensa que las personas deben disfrutar de las cosas que Dios nos ha dado, pero con moderación, nunca estamos promoviendo la borrachera, ni las adicciones, ni dependencia de sustancias que causen daño”, puntualizó.

Aseveró que para que las autoridades tomen la decisión adecuada, se necesitan investigaciones científicas, por parte de especialistas y universidades, con el objetivo de crear una opinión acertada.

“La línea es muy delgada, entre lo que puedes consumir el ser humano y lo que no puede, no debemos confundir eso, pero sí se necesita hacer más para que podamos tener mayor conocimiento y uso de la mariguana”, agregó.

Es necesario mencionar que el pastor Armando Díaz Salazar indicó que la información presentada, es personal y no representa a la totalidad de los evangélicos, debido a que en el estado no todos tienen las mismas opiniones.

RED EVANGÉLICA DEL ESTADO DE VERACRUZ

Sobre el tema, Guillermo Trujillo Álvarez, presidente de la Red Evangélica del Estado de Veracruz, aseguró que la comunidad evangélica se opone a todo tipo de drogas que puedan generar algún trastorno en la salud de las personas que las utilizan.

Señaló que pese a que las medicinas son un tipo de droga, éstas presentan alivio, ante alguna enfermedad, situación que no sucede con la utilización de drogas como la cocaína, mariguana o crack, las cuales provocan daños considerables en la salud de quien las consume.

“Las drogas, momentáneamente, pueden dar a la persona una sensación de relajamiento y los saca de la realidad, en muchas ocasiones, los saca tanto de la realidad que se convierten en agresivos, asesinos, golpeadores, practican cosas que no lo harían estando en sus cinco sentidos”, expresó.

Reiteró que el sector al cual representa, reprueba el uso de la mariguana, pese a que vaya a ser utilizada con términos médicos, debido a que no representa beneficios o mejoras en algunas enfermedades.

“Seamos francos, la marihuana no sana, es un antidepresivo, es un relajante, es una droga que al consumirse les produce a la gente un poco de delirios, de cosas que no son reales, los hace olvidar de su dolor, de cosas fuertes que estén viviendo, pero no los sana”, dijo.

En su opinión, hoy en día es necesario la educación desde el seno familiar, en donde se les enseñe a los menores, valores, al mismo tiempo que se les informe de las consecuencias que se tienen con el uso de las drogas.

Como ejemplo, mencionó que en el estado se registran de manera regular accidentes en los que se encuentran involucrados jóvenes, bajo algún efecto de sustancia, ya sea alcohol o uso de drogas.

Indicó que pese a que en otros países ya se ha legalizado la marihuana, en el país, no es necesario que se copien este tipo de leyes, sino aquellas que beneficien al desarrollo de México, por ejemplo inversión en educación, así como estructuras económicas que muestren un mejor sustento para las familias.

Puntualizó que como sociedad se espera que la legalización no sea autorizada, pero que de lo contrario, las autoridades que tomen la decisión tendrán la responsabilidad de realizar las especificaciones para el posible uso de la sustancia.

“Nosotros no podemos hacer sugerencias sobre los posibles usos, porque no estamos de acuerdo, no queremos que la juventud se vaya por un camino equivocado y que al rato estemos lamentando una serie de situaciones que sean culpa total de las autoridades, llámese poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial, sería y quedaría bajo su responsabilidad, ojalá y nuestros diputados y senadores piensen antes de aprobar una ley de esa magnitud”, finalizó.

Lea la noticia completa en Diario de Xalapa

About admin

Speak Your Mind

Tell us what you're thinking...
and oh, if you want a pic to show with your comment, go get a gravatar!