Condenan a “Pare de sufrir” por obligar a dar donativos y por contratar policías

Condenan a "Pare de sufrir" por obligar a dar donativos y por contratar policías La Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD, también conocida como Pare de Sufrir), fundada por el brasileño Edir Macedo y con una gran fuerza en Iberoamérica, ha protagonizado en los últimos días dos informaciones que divulgan los medios brasileños, relativas a condenas por sus prácticas delictivas. Lo contamos a continuación.

Coacción para las ofrendas y donativos

La IURD fue condenada por un tribunal brasileño después de que una pareja presentara una demanda alegando que fueron obligados a entregar sus bienes a cambio de bendiciones. Según relata el medio Noticia Cristiana, la demanda fue presentada en la ciudad de Lageado, Rio Grande do Sul, ante la juez Carmen Luiza Rosa Constante Barghouti, de la Novena Cámara Civil del Tribunal de Justicia (TJ-RS).

Según la pareja, la secta desafió al empresario y a su compañera a hacer donaciones que excedieran sus capacidades. Al entrar en el proceso, la pareja dijo que estaban en problemas financieros y llegaron a la IURD creyendo que éstos serían resueltos. El pastor comenzó a enseñarles que debían donar mucho dinero y que Jesús iba a darle más dinero a cambio.

Con esta promesa, el empresario comenzó a entregar joyas, electrodomésticos, teléfonos móviles e incluso había vendido el coche para ofrecerlo. Por esta razón, el juez dictaminó que la IURD debe pagar una indemnización de 20.000 reales y pagarles los teléfonos, la máquina de fax, dos aparatos de aire acondicionado y una impresora al reclamante.

Para apelar la decisión la IURD con sus abogados, argumentan que los pastores no limitan a sus seguidores a dar el diezmo o dar ofrendas, y no hay evidencia de que la pareja se puso a prueba durante un período de discernimiento y que asistió a la secta. Algunos testigos fueron escuchados, incluyendo el pastor de la IURD, quien confirmó que el empresario asistió al templo y luego reportó los problemas financieros y fue testigo de que a través de votos consiguió cerrar un buen contrato.

Unos miembros de la IURD fueron llamados como testigos y explicaron cómo se hizo la oferta; según ellos recibieron una carta basada en un pasaje de la Biblia que muestra las promesas de bendiciones y las penalidades por no cumplir lo que prometió. La juez de primera instancia sostuvo que hubo coacción moral y psicológica, tanto en el caso del demandante como en los otros fieles de la secta: se enfrentaron a entregar todo bajo la amenaza de no ser bendecidos.

Contratación de policías para su seguridad privada

La IURD tendrá que pagar 80.000 reales en multas por la contratación de agentes de la policía para prestar servicios de seguridad privada. La decisión fue tomada por la juez Ângela Cristina Mota Luna, de 4ª Vara de Trabalho de São Luiz, en Maranhão. Según relata Noticia Cristiana, la demanda fue interpuesta ante el Ministerio Público del Trabajo de Maranhão (MPT-MA), la queja dice que los templos en los barrios Forquilha y el Canto de Fabril llevaban a la policía militar para proteger el local y los valores privados de transporte.

La investigación ha llegado a señalar que la Policía trabajó para la IURD desde hace más de 10 años. “La Iglesia utiliza mano de obra entrenada y equipada por el Estado para su propio beneficio. La policía prestó servicios de tiempo cuando deberían estar descansando. Esta acumulación de actividades (público / privado), refleja la precariedad de los servicios, y representan un riesgo para la población, que ahora se sirve de una Policía estresada y cansada”, dijo la fiscal a cargo del caso, Anya Gadelha Diógenes.

Las investigaciones son parte de este proceso que aconteció desde 2010, cuando la policía pidió a la justicia del trabajo derechos laborales mediante el ejercicio de las funciones en la secta, incluyendo el pago de vacaciones, bienestar social, etc. Al juzgar el caso la juez Luna, dijo que los documentos recogidos por el MPT-MA, realmente demuestran que hubo irregularidades y que por esta razón la IURD tiene que pagar por los daños morales colectivos. La juez concluyó que la secta usa a la policía como guardias de seguridad privada perjudicando a la población de la capital maranhense.

Lea la noticia completa en InfoCatólica

About admin

Speak Your Mind

Tell us what you're thinking...
and oh, if you want a pic to show with your comment, go get a gravatar!