El sanjuanino que ayuda a salir de las adicciones a 1.100 personas

Confesó que cuando se fue a Buenos Aires, con el título de arquitecto bajo el brazo, soñaba con convertirse en un poderoso empresario de la construcción, pero que la vida le tenía otro destino. Jorge Márquez (62) es un pastor evangélico sanjuanino que creó una organización de asistencia a personas con problemas de adicción o en riesgo social que tiene nada menos que 55 comunidades distribuidas en Uruguay, Brasil, Chile, Argentina y próximamente en Haití. En total, actualmente hay 1.100 personas viviendo en esas comunidades, incluido medio centenar de sanjuaninos, que buscaron un refugio frente a sus problemas.

Las comunidades que dirige son las llamadas Beraca (tierra de bendiciones, en hebreo), en las que reciben a adictos a las drogas y al alcohol, pero también a víctimas de violencia doméstica y personas en situación de calle. Se caracterizan porque no cobran cuota ni reciben subsidios, sino que se auto sustentan. En San Juan hay una en Santa Lucía, otra en Capital y recientemente abrieron otra en Pocito.

“Cuando me instalé con mi familia en Uruguay, en 1991, empezamos a recibir a chicos con problemas de las drogas. Al tiempo conseguimos una chacra para hacer encuentros y retiros espirituales, pero cada vez teníamos más personas con adicciones y esa chacra terminó por convertirse en la primera comunidad de recuperación. De allí surgieron líderes, que fueron formando otras comunidades. Ya llevamos 55 y estamos a punto de abrir un hogar para niños desamparados en Haití. Un matrimonio sanjuanino, de hecho, se ofreció para trabajar allá’, contó Márquez.

Márquez está casado y tiene dos hijas, que contrajeron matrimonio con jóvenes que salieron de las drogas en la primera comunidad que abrió en Uruguay. “Uno de mis yernos, por ejemplo, ahora es candidato a diputado en Uruguay. Ver la recuperación de los chicos es de las cosas que más satisfacción me produce en la vida’, dijo el pastor de la iglesia evangélica Misión y Vida.

El hombre, nacido en Rawson, contó que desde niño fue muy activo en la iglesia, a la vez que con su familia asistía a un templo por calle Güemes. Márquez estudió en la escuela Industrial y se recibió de técnico constructor. A su vez, mientras estudiaba arquitectura en la UNSJ, se sumó al Coro Universitario. “Con el Coro conocí varios países en una gira que hicimos. Es más, cantamos en Nueva York y Washington, algo que recuerdo con mucha alegría’, relató.

En los “80 se fue a vivir a Buenos Aires, se convirtió en pastor y en 1991 lo enviaron a Montevido, donde empezó la obra que hoy, según confesó, lo sigue sorprendiendo por la magnitud que tomó.

El sanjuanino polifacético además ya escribió dos libros y es cofundador de Enlace TBN, una cadena internacional de televisión cristiana de habla hispana con 5.000 puntos de transmisión en 170 países. “Las cosas se van dando, a veces sin que se planeen. Lo importante es poder estar disponible cuando Dios lo propone’, dijo el sanjuanino.

Lea la noticia completa en Diario de Cuyo

About admin

Speak Your Mind

Tell us what you're thinking...
and oh, if you want a pic to show with your comment, go get a gravatar!