Los apostadores se pelean los votos con los pastores en Bahamas

Apostar en un casino es uno de los típicos pasatiempos del turista que visita el caribeño país de Bahamas. Los residentes de la isla, sin embargo, tienen prohibido dicho regocijo.

Bahamas legalizó el juego de apuestas en 1969, cuando el país todavía era una colonia británica. Hoy su industria turística, que es la mayor fuente de ingresos del país, se vale de una buena cantidad de casinos.

Pero apostar es ilegal para los bahameños y los extranjeros que viven en la isla, en parte debido al poder que han ejercido los pastores evangélicos en el país de mayoría cristina que hoy es habitado por no más de 400.000 personas.

La prohibición, no obstante, no ha evitado que muchos bahameños apuesten desde los innumerables locales que proveen servicios de internet…

Lea la noticia completa en BBC Mundo

About admin

Speak Your Mind

Tell us what you're thinking...
and oh, if you want a pic to show with your comment, go get a gravatar!