Noticias sobre "Teología de la Liberación"



Los teólogos de la liberación temen que el nuevo Papa siga la doctrina “medieval” de sus antecesores

Los teólogos de la liberación temen que el nuevo Papa siga la doctrina "medieval" de sus antecesores En 2006 se cumplían 100 años del nacimiento de un teólogo que fue -después de que lo hiciera Nietzsche, a finales del siglo XIX, desde su radical ateísmo- el primero que se atrevió a hablar, desde su fe profunda, de “la muerte de Dios”. En la madrugada del 9 de abril de 1945 era ahorcado en el campo de concentración de Flossenburg el pastor y teólogo protestante Dietrich Bonhöeffer, que había nacido en Breslau, hijo de padres luteranos y perteneciente a una familia de la alta burguesía, en febrero de 1906. Bonhoeffer planteó una pregunta inquietante: “¿Necesitamos una Iglesia?”

Nietzsche se hacía esa pregunta desde la increencia, Bonhöeffer desde la fe, que sabía muy bien que un “buen cristiano” es aquel que cree en un Dios que, justamente por serlo, “permite que los hombres le arrojen de su vidas”.

Los cristianos de hoy, huérfanos de “padre” por unos días, vuelven a preguntarse si, merced a la Iglesia en la que creen, Dios “está dormido”, como acaba de decir Benedicto XVI, unos días antes de su retirada definitiva, o simplemente “se ha muerto”. Es posible que Nietzsche, Hegel, Heidegger y el mismo Bonhöeffer pensaran, en el fondo del corazón, lo mismo. Que la muerte del “Dios occidental” era algo positivo, incluso necesario. La conocida como “teología radical de la muerte de Dios” tuvo la honradez y valentía de tomarse en serio las “sombras” que la idea de Nietzsche arrojaba sobre la Europa “cristiana”… Lea más

Juan Pablo Somiedo: “Juan Pablo II, Thatcher y Reagan se llevaron por delante al comunismo y la Teología de la Liberación”

Juan Pablo Somiedo: "Juan Pablo II, Thatcher y Reagan se llevaron por delante al comunismo y la Teología de la Liberación" Juan Pablo Somiedo es sacerdote, experto en Relaciones Internacionales de la Iglesia. Analizando el fin de la Guerra Fría, afirma que “el tridente que formaban Juan Pablo II, Margaret Thatcher y el presidente americano se llevó por delante al comunismo y a la Teología de la Liberación”, y recuerda que eso “ha costado vidas” como las de Monseñor Romero o los jesuitas de Ellacuría.

También nos cuenta que “el Papa Benedicto dijo deliberadamente que no quería que se revisase su discurso de la Sorbona, que encendió al mundo musulmán”, y que a causa de ello “el jefe de seguridad del Vaticano tuvo que aumentar las medidas”.

En cuanto al fenómeno de la globalización y los cambios que ha provocado en el mundo actual, reconoce que ahora tenemos mayor acceso a la información, pero advierte que “todo ese caudal de información requiere un nivel de formación previa para poder seleccionarla y analizarla”.
Lea más

El Vaticano y las cúpulas eclesiásticas continúan reprimiendo la Teología de la Liberación

“La Teología de la Liberación deviene una cuestión conflictiva y vetada por la cúpula del Vaticano, así como por las jerarquías estatales de la iglesia católica; desde su génesis en la década de los 70, se ha producido una represión sistemática de todos los teólogos críticos con el sistema político y económico”, ha afirmado el teólogo Juan José Tamayo en Valencia, durante una conferencia (“La teología de la Liberación en el nuevo escenario político y religioso) organizada por Xarxa Cristiana y el Fórum de Debats de la Universitat de València.

Teólogo crítico vinculado a la Teología de la Liberación, Tamayo dirige la cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones Ignacio Ellacuría de la Universidad Carlos III de Madrid; es, asimismo, secretario general y fundador de la progresista Asociación de Teólogos Juan XXIII. Entre sus numerosos libros, destacan “Otra teología es posible; pluralismo religioso, interculturalidad y feminismo”; “Leonardo Boff: ecología mística y liberación”; “Juan Pablo II y Benedicto XVI, del neoconservadurismo al integrismo” e “Invitación a la utopía”.
Lea más

¿Teología Evangélica Latinoamericana para Liberar? ¿Liberada?

¿Teología Evangélica Latinoamericana para Liberar? ¿Liberada? Apenas unos poquitos comentarios de paso. Estoy apercibido de que lo que digo a continuación necesita mayor precisión, desarrollo, y sustento. Pero la teología Latinoamericana generalmente se hace a la carrera en medio de una vereda.

Si lo que de verdad nos interesa como teólogos evangélicos latinoamericanos en el siglo XXI es un mensaje que sea fiel a la revelación de Dios en la Escritura y que por eso vaya más allá de la ideología capitalista o marxista, y que por eso sea capaz de traer salvación integral al ser humano, debemos reconocer que nuestros posicionamientos en el pasado no han sido sólo influidos por la teología conservadora noratlántica. Por los últimos cuarenta años la teología de la liberación (TL) ha esclavizado a muchos de tal forma que hoy no pueden pensar afuera de su marco de referencia. Esto no quiere decir que la TL no tuvo nada bueno teológicamente. Más bien este es un llamado para superar esta etapa que ha resultado ineficiente desde varias y profundas perspectivas. Esta superación no se va dar sino hasta que seamos honestos y hagamos lo mismo que se hizo con la ideología consumista, individualista, y materialista. Debemos reconocer los condicionamientos que la TL ha provisto y que no tienen ni fundamento en la Escritura, ni han probado ser eficientes a la hora de liberar integralmente al ser humano. En honor a nuestro principio fundamental en el que reconocemos como norma suprema de fe y práctica a la Escritura debe desenmascararse el constante coqueteo de algunos teólogos llamados evangélicos con posiciones puramente liberales y liberacionistas. Queriendo huir de cierto fundamentalismo hemos caído en los brazos de otro tan ciego y despótico como el primero.
Lea más