¿Un millón de españoles evangélicos?

¿Un millón de españoles evangélicos? En los últimos cuatro artículos me he referido al estado de la sociedad española en este siglo XXI.

Abramos ahora ventanas, puertas y celosías y echemos una ojeada al interior de nuestra casa.

Ante nosotros tenemos una sociedad que se debate en un estilo de vida superficial, en el secularismo, en el ocultismo, en el hedonismo, en el ateísmo, en el paganismo, en la indiferencia religiosa, en el abandono de las prácticas espirituales.

La España evangélica que ha entrado en el siglo XXI debe ser consciente de esta situación y ensayar la reestructuración espiritual de España. La nueva Reforma española de la que hablaba Unamuno en su carta al pastor protestante José María Ripoll , entonces residente en Cuba, en 1915. Decía Unamuno: “En España hace falta una Reforma nuestra, indígena, española, no de traducción, pero que fuera a nosotros lo que la Reforma del XVI fue a los países germánicos, escandinavos y anglo-sajones. Hay que cristianizar a España, donde aún persisten las formas más bajas del paganismo, sancionadas, de ordinario, por la Iglesia católica”.

EFECTIVOS EVANGÉLICOS
Esta nueva Reforma española, esta cristianización o recristianización de España, no puede llevarla a cabo la Iglesia católica.

Nos corresponde a nosotros.

La Iglesia católica sigue teniendo un enorme peso político, social y económico en nuestro país, pero no tiene las fuerzas espirituales necesarias para cambiar el alma de los españoles.

Nosotros somos una minoría, de acuerdo. Pero no una minoría insignificante, ni una minoría apagada.

En España somos casi un millón de evangélicos. Tenemos ya 3.000 congregaciones. Contamos con 1.500 pastores nacionales y 700 misioneros extranjeros.

En artículos de revistas y en algunos libros, todos ellos escritos por autores evangélicos, se dan otras cifras. Siempre menores. Soy consciente de ello. Pero yo hablo de la implantación sociológica del protestantismo español desde el gráfico que detectamos en la FEREDE.

Quienes establecen el número de evangélicos españoles en 200.000, en 400.000, etc., parece que están confeccionando la lista de los elegidos al cielo, como hacen los Testigos de Jehová con los 140.000 que suben a las nubes.

No podemos ignorar a los 100.000 evangélicos hermanos nuestros de la etnia gitana.

Ni a las 15.000 personas que reúnen Remar, Reto y otras organizaciones semejantes.

Si contamos sólo a los santos o santificados, a los que creemos escrupulosamente puros, entonces sí que la estadística baja a 400.000, y puede que de esta cifra nos sobren 399.999.

Lea la noticia completa en Protestante Digital

About admin

Speak Your Mind

Tell us what you're thinking...
and oh, if you want a pic to show with your comment, go get a gravatar!