Un pastor evangélico murió en el motín de la cárcel venezolana de Uribana

Un pastor evangélico murió en el motín de la cárcel venezolana de Uribana Tras estallar el motín en la cárcel venezolana de Uribana hay 61 fallecidos y unos 120 heridos, de los cuales 90 fueron dados de alta en lo que se considera uno de los hechos más sangrientos que hasta la fecha se conozca en las cárceles del país.

Los pastores evangélicos heridos realizaban labor como capellanes en la prisión. Uno de ellos ha fallecido . Se trata de Segundo Camejo , según informa el Consejo Evangélico de Venezuela . Otro pastor, Santiago Travieso, ha colaborado en el diálogo para desalojar la prisión.

El fallecido Camejo atendía a la población reclusa y las capilllas evangélicas que se encuentran dentro del recinto penitenciario. Estaba dentro del recinto de Uribana en el momento del incidente. En compañía del también pastor Ramón Castillo y cuatro hermanos más, fue a atender una petición de la población interna para servir de intermediarios y colaborar en una solución pacífica, negociando con las fuerzas del Estado.

El CEV)lamenta la pérdida de vidas humanas, y solicita ante las autoridades del país la apertura de una investigación “imparcial y exhaustiva, que establezca cada una de las responsabilidades a las que hubiera lugar”.

VIOLENCIA DESATADA Y ARMAS DE FUEGO

Los hechos se produjeron este pasado viernes en la cárcel de Uribana, ubicada en la ciudad de Barquisimeto, capital de Lara, uno de los 23 estados venezolanos que están ubicados en la región central del país.

Ese día se inició una inspección en busca de armas en Uribana provocando un motín de un grupo de presos armados, que “arremetieron contra los efectivos de la Guardia Nacional”, explicó la ministra Iris Varela. La intervención militar con un gran número de elementos de la Guardia Nacional y el Grupo de Respuesta Inmediata fue ordenada por el ministerio de Servicios Penitenciarios.
Según datos oficiales la cárcel de Uribana tenía 2.500 hombres y 150 mujeres presos. El Gobierno informó el sábado de la decisión de desalojar totalmente el penal de Uribana, una operación que finalmente ocurrió en la madrugada de este domingo “tranquilamente” y sin que los reos opusieran resistencia. “En el penal no hay nadie”, confirmó a la AFP el pastor evangélico Santiago Travieso, que colaboró en el proceso de desalojo durante la noche dialogando con los reos.

Ahora se hará “una requisa profunda” en el centro, antes de repararlo para volver a alojar presos.

VENEZUELA: CAOS CARCELARIO
Las cárceles venezolanas sufren problemas de insalubridad, hacinamiento y violencia, y en muchos casos son controladas por bandas de reclusos fuertemente armados, que constantemente generan enfrentamientos internos. En agosto del año pasado, al menos 25 personas fallecieron en un enfrentamiento entre bandas en la cárcel de Yare I, cerca de Caracas. En junio de 2011, un motín en el Rodeo, también cerca de la capital, dejó una treintena de muertos.

Según activistas de derechos humanos, en 2011 más de 500 reclusos perdieron la vida. El gobierno, por su parte, no difunde informes sobre la situación en las cárceles y la mayoría de sucesos violentos no son confirmados oficialmente. Según cifras oficiales, hay casi 50.000 reclusos en Venezuela pero la infraestructura carcelaria sólo tiene capacidad para unos 14.000.

Lea la noticia completa en Protestante Digital

About admin

Speak Your Mind

Tell us what you're thinking...
and oh, if you want a pic to show with your comment, go get a gravatar!