Veinte templos evangélicos clausurados este año en la Lombardía

Veinte templos evangélicos clausurados este año en la Lombardía La Ciudad de Gorle, después de un largo proceso de apelaciones ante el Tribunal Administrativo y el Consejo de Estado, ha ordenado el cierre del local de culto de la iglesia cristiana evangélica “Cristo, paz y amor”, que se encuentra en un edificio de su propiedad.

Según la información de la Conferencia Evangélica de Lombardía (COEL), este caso eleva a treinta el número de edificios religiosos obligadas a cerrar, entre los que ya se contabilizan veinte templos evangélicos.

Desde COEL denuncian que las razones esgrimidas para éste y otros cierres de un lugar de culto evangélico son diversas. Se les acusa de alterar “el orden público” a pesar de que en muchos casos los templos están situados en zonas industriales, donde la molestia por ruidos es mínima. Otras veces se han cerrado lugares por no cumplir con estrictas condiciones de servicios, lo que puede incluir una infracción por escasez de aparcamientos o por su ubicación, o por convocar a demasiada gente en un lugar que no tenga el tamaño adecuado.

Para este organismo evangélico “el objetivo final es siempre el mismo: la expulsión de los evangélicos”. La Conferencia informa que ya en julio de este año, durante la reunión oficial con el Ministro del Interior en Roma, trataron el tema del cierre de los lugares de culto en la Lombardía. El tema llegó al Parlamento, donde se planteó si la ley regional de Lombardía vulneraba la libertad religiosa protegida por la Constitución.

El asunto, sin embargo, ha quedado en segundo plano, mientras en varias ciudades lombardas continúan aplicando con severidad la legislación restrictiva sobre centros de culto.

La Conferencia Evangélica de Lombardía ha convocado una reunión urgente con el alcalde de Gorle para el próximo sábado 27 de octubre, donde mostrarán su “enérgica protesta” por el cierre de este lugar de culto. Además presentarán una nota de protesta y una petición de ayuda al Ministro del Interior, Anna Maria Cancellieri, y al Ministro de Relaciones con las Regiones, Piero Gnudi.

Además, la COEL hace un llamado a la solidaridad de otros grupos religiosos en la región de Lombardía, especialmente en Gorle y en Milán (donde se han producido más cierres), así como a todas las iglesias cristianas que están comprometidos “con el derecho a la libertad religiosa en nuestro país”. “Reiteramos a todos los organismos públicos y privados – así como a todas las autoridades – que nuestra Constitución en el artículo 3 consagra inequívocamente la libertad religiosa, y en consecuencia, las instituciones se deben esforzar por eliminar todos los obstáculos para el ejercicio y la expresión de la fe de cada ciudadano”, explican los evangélicos.

El comunicado firmado por el presidente de COEL, el pastor Riccardo Tocco, concluye pidiendo a todos los cristianos que les sostengan “con sus oraciones a Dios”.

Lea la noticia completa en Protestante Digital

About admin

Speak Your Mind

Tell us what you're thinking...
and oh, if you want a pic to show with your comment, go get a gravatar!